22/06/2024

Luego de ese “shock”, sostuvo el informe del CIFRA, la profunda recesión funcionó como un freno para las subas de precios. “En ese marco, algunas negociaciones paritarias pudieron recuperar parte de lo que habían perdido, lo que se muestra en el promedio como un mínimo repunte relativo”, explicó.

La pérdidad de poder adquisitivo en el sector público fue mayor a la que se verificó en el sector privado (-21,3% vs -11,2%). Asimismo, el salario mínimo, vital y móvil sufrió una caída incluso mayor, alcanzando un alarmante 28,8% entre noviembre de 2023 y mayo del año en curso.

En comparación con noviembre de 2019, los ingresos reales de los trabajadores formales retrocedieron un 24,2% (y 32% medido en alimentos); los del sector público se contrajeron casi 30% mientras que los del privado lo hicieron en un 20,9%.

Los salarios de los trabajadores formales ya se derrumbaron 14,9% desde noviembre de 2023, previo a la devaluación que convalidó el Gobierno de Javier Milei ni bien asumió, según datos del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA).

El brusco salto del tipo de cambio provocó una aceleración importante de la inflación, que pulverizó el ingreso de los trabajadores en diciembre y enero; en efecto, la caída real del salario llegó a ser de 21,3% en el primer mes del año, y alcanzó el 23,8% si el poder de compra se mide en alimentos.

Ámbito Financiero

Compartir