22/06/2024

Colombia está conmovida por un atentado que de las disidencias de las FARC lideradas por Ivan Mordisco, que asesinó a tres en Cúcuta. El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) de Colombia fue quien reportó el hecho e identificó a las víctimas.  

Dos días después del hecho, el presidente de Colombia Gustavo Petro ordenó el desplazamiento de toda la cúpula militar y planteó que «es inaceptable la situación en el Cauca. No toleraremos que se siga atemorizando a la población con atentados terroristas». 

Petro inicia un purga en las Fuerzas Armadas y prepara la negociación con grupos narcos

«Le he pedido al Ministro de Defensa que se desplace de inmediato con toda la cúpula militar al Cauca y se instaure un consejo de seguridad permanente», amplió. 

Las acciones violentas se produjeron el viernes en Miranda (Cauca) con una explosión de un coche bomba que mató a un niño y dejó tres adultos. Las acciones violentas se reanudaron este lunes con ataques en Jamundí (Valle del Cauca), Morales y Suárez (Cauca).

La oposición puso el foco de las crítica a la política de Paz Total de Petro que propone un diálogo en simultáneo con guerrillas y cárteles de droga y tiene como objetivo central abandonar la estrategia de confrontación militar que dominó la escena colombianas durante décadas. 

La oposición puso el foco de las crítica a la política de Paz Total de Petro que propone un diálogo en simultáneo con guerrillas y cárteles de droga y tiene como objetivo central abandonar la estrategia de confrontación militar que dominó la escena colombianas durante décadas.

Esto le trajo una fuerte interna con las Fuerzas Armadas porque incluyó la decisión de Petro de sacar a la Policía de la esfera de Defensa para pasar a un nuevo ministerio llamado de Paz, Seguridad y Convivencia.

El coche bomba que explotó en Cúcuta. 

El experto en Seguridad y Defensa, Erich Saumeth, dijo a LPO sobre la Paz Total de Petro que «para abril de este año el ELN que cuenta con 1150 hombres ha crecido un 5,3 por ciento en el último año, el Clan del Golfo tiene 5000, creció un 23 por ciento y las disidencias de las FARC, tienen 3800, un 9 por ciento más». 

«Ninguno grupo armado organizado se ha desmovilizado desde la llegada del nuevo gobierno a pesar de los anuncios de adelanto de procesos de paz. Creemos que la incorporación civil del ELN y las disidencias de las FARC no se han podido llevar a cabo porque el gobierno no tiene claro como hacerlo. Mientras tanto, acumulan poder y no paran de crecer», agregó. 

Ninguno grupo armado organizado se ha desmovilizado desde la llegada del nuevo gobierno a pesar de los anuncios de adelanto de procesos de paz. Creemos que la incorporación civil del ELN y las disidencias de las FARC no se han podido llevar a cabo porque el gobierno no tiene claro como hacerlo. Mientras tanto, acumulan poder y no paran de crecer

El especialista colombiano sostuvo sobre la relación de Petro con las Fuerzas Armadas que «han mantenido una vocación democrática mas allá de lo alterada que pueda estar la situación de seguridad y orden. Pueden no estar de acuerdo con algunas daciones pero no significa que no la acaten o se manifiesten de alguna manera». 

La primera purga del líder colombiano fue en agosto del 2022 cuando desplazó a 40 almirantes y generales de las FFAA y la Policía con el fin de instrumenta su política de «seguridad Humana».

Petro asume en Colombia en medio de la ofensiva narco y la desconfianza de los militares

En marzo del año pasado, El Clan del Golfo no respetó el alto al fuego acordado con el gobierno e impulsó un paro de mineros en Antioquia y Córdoba que duró casi un mes.

En efecto, a casi dos años de haber asumido la presidencia, el cambio de orientación respecto a los grupos irregulares no viene dando resultado y eso debilita la posición de Petro que enfrenta críticas de la oposición y se ve obligado a recostarse en un Ejército que lo mira con desconfianza.

Compartir