18/05/2024

El presidente Javier Milei publicó hoy un duro mensaje contra la prensa. A través de sus redes sociales, consideró que el periodismo “se ha corrompido, ensuciado y prostituido al calor de los sobres y la pauta oficial”. El comunicado llega en medio de una semana de cruces entre el mandatario y algunos periodistas.

En su mensaje, Milei mencionó la visita a Argentina de la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, la general Laura Richardson, oportunidad en la cual se presentó una nueva Doctrina de Política Exterior. “Durante esa presentación dijimos que parte de nuestra visión es que creemos en una verdadera libertad de expresión. Pero para todos. No solamente para algunos”, aclaró el mandatario.

En el descargo, el Presidente consideró que “el periodismo se ha acostumbrado, a lo largo de las últimas décadas, a que deben ser tratados como profetas de la verdad única e incontrastable, a los que no se puede criticar, ni desmentir, ni corregir. Si alguien osa cometer esa imprudencia, es castigado al unísono por todos los miembros de la corporación y sus agrupaciones”.

“Lo indignante de todo esto – siguió – no es la pretendida superioridad de quienes ejercen un rol que, en esencia, es efectivamente noble. Sino que al igual que ha ocurrido con todo el resto de las cuestiones vinculadas a la política, el periodismo se ha corrompido, ensuciado y prostituido al calor de los sobres y la pauta oficial”.

La extorsión es moneda corriente. La mentira, la difamación, la calumnia son algo frecuente también. Primero te pegan, y después te pasan la factura. Cifras siderales”, expuso Milei, agregando que, “como la mayoría de los políticos son los que pagan, quedan presos de su propia trampa, ya que nunca pueden contestar los ataques a riesgo de que expongan sus negocios”.

En otro párrafo, se refirió al accionar de su propio espacio para con la prensa y se diferenció de otros partidos políticos: “El problema de muchos periodistas con los que integramos La Libertad Avanza es que no le debemos nada a nadie. No tenemos negocios con nadie”.

Por último, sostuvo que no se van a quedar callados “frente a las operaciones, la mentira, la calumnia, la injuria o la difamación” y advirtió: “Vamos a contestar. Vamos a decir nuestra verdad. Vamos a bajarlos de esa Torre de Marfil en la que creen que viven”.

Para cerrar, sostuvo que “libertad de expresión significa que nadie puede evitar que hablemos. Ni siquiera los sagrados periodistas” y finalizó con su frase de cabecera.

Minuto 1

Compartir