19/05/2024

Javier Milei volvió a atacar con dureza al periodismo. El presidente publicó un largo texto en el que defendió su derecho a confrontar con los periodistas, a los que acusó de extorsionadores y ensobrados, y le salieron al cruce Marcelo Longobardi, Jorge Lanata y Ernesto Tenembaum.

«El periodismo se ha corrompido, ensuciado y prostituido al calor de los sobres y la pauta oficial», atacó Milei. «La extorsión es moneda corriente. La mentira, la difamación, la calumnia son algo frecuente también. Primero te pegan y después te pasan la factura. Cifras siderales», denunció el Presidente, que de conocer la existencia de un delito está obligado a judicializarlo.

«No tenemos negocios con nadie. Y no nos vamos a quedar callados frente a las operaciones, la mentira, la calumnia, la injuria o la difamación. Vamos a contestar. Vamos a decir nuestra verdad. Vamos a bajarlos de esa Torre de Marfil en la que creen que viven», advirtió Milei.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN. PARA TODOS.Hace algunos días cuando recibimos a la General Richardson en Buenos Aires aprovechamos la oportunidad para presentar una nueva Doctrina de Política Exterior para la Argentina. Durante esa presentación dijimos que parte de nuestra visión es…

— Javier Milei (@JMilei) April 10, 2024

El primero que salió al cruce de la carta de Milei fue Marcelo Longobardi, que advirtió sobre «la profundización» de un rasgo de «intolerancia» y «vulgaridad» del presidente, al que también le atribuyó «rasgos autocráticos».

«Se puede criticar a la prensa, lo que está muy mal es la vulgaridad, el mal gusto, la casi persecución del presidente a algunos periodistas», cuestionó Longobardi, que luego le apuntó a sus colegas cercanos a Milei. «Los periodistas con los que usted conversa todos los días, ¿en qué status los pone?», ironizó. «Seguramente habrá periodistas que el presidente conoce muy bien que ejecutan éstas prácticas que él está denunciando. Los tiene cerca, les podría preguntar», completó.

Seguramente habrá periodistas que el presidente conoce muy bien que ejecutan éstas prácticas que él está denunciando. Los tiene cerca, les podría preguntar

También Jorge Lanata cuestionó el texto publicado por Milei. «Yo estoy de acuerdo con lo que él dice cuando plantea que el periodismo es una profesión tan corrupta como cualquier otra. En eso tiene razón. Acá nadie mea agua bendita», aseguró el conductor.

«Ahora, él tiene que tener en cuenta que es presidente. Él no habla como presidente, habla como si fuera un particular y no es un particular», criticó Lanata. «No se puede pelear con cualquiera porque es muy despareja la pelea. Para mí ahí se equivoca. Menos se puede pelear con alguien con nombre y apellido, eso me parece una barbaridad», continuó.

Por su parte, Ernesto Tenembaum opinó que «pareciera que a Milei no le molesta la extorsión sino que opinen en contra de él». El conductor de Radio Con Vos recordó los «aprietes» y presiones de la época de Menem, y arremetió: «Con Kirchner fue el festival de estas pelotudeces. ‘¿Pero si ellos agreden por qué no les puedo responder?’. Obvio que podés responder, nabo». «Sí, le dije nabo. No creo que él sea un nabo, pero estas cosas son de nabo», agregó.

La polémica por los ataques de Milei a la prensa generó también un debate picante entre Alejandro Fantino y Romina Manguel, víctima reciente de las críticas presidenciales. 

Manguel dijo estar preocupada por los ataques personalizados de Milei y advirtió que «hay un nivel de asimetría» porque el presidente «tiene el monopolio de las fuerzas». «Hay mecanismos de la república que me tienen que ayudar para que el Presidente no me ataque. Esto no se puede hacer», recalcó.Pero Fantino rechazó que haya «asimetría» y dijo que un periodista tiene «tanto poder como el político más poderoso». «Me parece que tenemos que aprender a convivir con eso, es una época en donde vamos a tener permanentes devoluciones de la política». «Nosotros los periodistas tenemos derecho a decir lo que se nos canta y nadie puede decir algo sobre nosotros. ¿Tenemos el monopolio de la palabra nosotros?», preguntó.

Pero Fantino rechazó que haya «asimetría» y dijo que un periodista tiene «tanto poder como el político más poderoso». «Me parece que tenemos que aprender a convivir con eso, es una época en donde vamos a tener permanentes devoluciones de la política». «Nosotros los periodistas tenemos derecho a decir lo que se nos canta y nadie puede decir algo sobre nosotros. ¿Tenemos el monopolio de la palabra nosotros?», preguntó.

Compartir