21/05/2024

Las policías Federal y de la Ciudad reprimieron a los manifestantes que participaron de la concentración en la 9 de Julio convocada esta mañana por distintas organizaciones sociales, en reclamo de alimento para comedores y merenderos, y en rechazo a la baja de beneficiarios del plan Potenciar Trabajo.

En un principio, la protesta tenía como objetivo avanzar hasta el Ministerio de Economía pero ante el anuncio de que la ministra Sandra Pettovello los recibiría, cambiaron el rumbo hasta la sede del Ministerio de Capital Humano.

Por este motivo, el corte de la 9 de Julio fue total, inclusive en los perímetros del Metrobús. La movilización es tan multitudinaria que los boulevards y las veredas son estrechas que no dan suficiente espacio para que la protesta no baje a las calles.

Por este motivo y con el argumento de que se habría incumplido el protocolo antipiquetes, el Ministerio de Seguridad conducido por Patricia Bullrich decidió rodear la movilización con la guardia de infantería, motorizados, carros de asalto y camiones hidrantes.

Al principio hubo corridas por presión de las fuerzas de seguridad, hasta que el despliegue ocupó todo el ancho de la avenida y comenzó a avanzar contra los manifestantes empujándolos hacia el lado de Constitución.

La policía arrojó gases, disparó balas de goma y lanzó agua a través de los camiones hidrantes. Hubo corridas y por el momento hay tres detenidos.

Página/12

Compartir