18/05/2024

No obstante, puso en conocimiento de las Cámaras empresariales y de la Secretaría de Transporte que “se establece como último plazo para hacer frente a las diferencias salariales adeudadas el 25 de abril, fecha a partir de la cual si no se encontraran acreditadas, se retomará la retención de tareas”.

La entidad gremial recordó que “el pasado 2 de febrero las partes en el marco de las negociaciones del año 2024 acordaron las escalas salariales para los meses de enero y febrero de dicho año compuesto por dos conceptos, uno remunerativo y otro no remunerativo. La parte no remunerativa se incorporaba al salario básico al mes siguiente al de su pago con la finalidad de establecer el nuevo salario básico conformado”.

“Para realizar la evaluación del efecto de la inflación sobre el salario se acordó partir como base de ingreso un valor de 987.000 pesos conviniéndose que se establecería una vez conocidos los índices de inflación del mes de febrero”, aseguró la UTA.

Además, remarcó que “la Secretaría de Trabajo homologó el acuerdo, lo que significa que las cifras y el objetivo que tenían las mismas se encuentran plenamente vigentes” y que “el pasado 26 de marzo se realizó la primera reunión para analizar la evolución de la inflación; la UTA solicitó un incremento del 13,2 en atención al índice inflacionario publicado del mes de febrero”.

“Teniendo en cuenta todo lo descripto, el sector empresario argumenta que los valores que surgen del cálculo de costos aprobado por la Secretaría de Transporte no les permite asumir compromiso alguno. Como entidad gremial ratificamos que no nos corresponde entender cuestiones que hacen a la relación entre la Secretaría del trabajo y el sector empresarial”, enfatizaron.

“Llegada esta instancia en procura de mantener la paz social y con el fin de normalizar el servicio público de transporte del AMBA, se retoman las tareas habituales a partir de las 0 horas del día de mañana 12 de abril”, indicó la UTA.

La medida de fuerza

Este jueves, la UTA había señalado que el sector empresario “se niega a pagar los salarios” con el aumento acordado en paritaria y había advertido sobre el cese de actividades durante la jornada de este jueves en las líneas donde no se abonaran los sueldos.

Las líneas de colectivos que no prestaron servicio hoy son 1, 2, 4, 10, 12, 15, 17, 19, 22, 29, 32, 33, 34, 37, 39, 41, 42, 45, 46, 47, 49, 53, 55, 59, 61, 62, 63, 64, 65, 67, 68, 70, 71, 75, 85, 86, 87, 88, 90, 92, 93, 96, 97, 98, 99, 102, 103, 105, 106, 109, 110, 113, 114, 118, 119, 123, 124, 126, 128, 129, 133, 136, 140, 143, 145, 148, 151, 152, 153, 154, 158, 159, 160, 163, 166, 169, 172, 174, 176, 178, 179, 180, 181, 182, 184, 185, 193, 194 y 195, entre otras.

En tanto, los choferes de la empresa DOTA no adhirieron a la medida de fuerza, por lo que el servicio de colectivos es dispar.

En un comunicado a su personal, la Cetuba – la Cámara empresaria a la cual Dota pertenece – informó que sus empresas “se encuentran totalmente al día en sus obligaciones salariales para con el personal y que no hay ninguna razón para que éste haga retención de tareas” y afirmó que “la falta de toma de servicios por parte del personal, será considerada como paro, por lo tanto, como ausente”.

Ayer, la UTA en su comunicado había informado que hoy los trabajadores iban a estar en las empresas al inicio de la jornada “esperando el pago del 100% de los salarios, como requisito previo a iniciar las tareas”.

Según explicó el gremio, “el sector empresario se niega a pagar los salarios en los montos acordados, a pesar de que los Gobierno Nacional y Provincial aportaron en subsidios la suma de más de $122.000.000.000, con un aumento respecto al de los meses anteriores de 42% y aumento del valor del pasaje que pagan los usuarios en un 250%”.

A pesar de eso, desde el sector empresario “manifiestan que los gobiernos deben aportar una suma superior porque los montos recibidos no son suficientes para cubrir los costos”.

“Así también ahora niegan lo acordado, intentando borrar con el codo lo que se escribió con la mano y ante la misma autoridad de aplicación”, indicó la UTA.

En ese marco, desde el gremio exhortaron a los empresarios a que “asuman la responsabilidad que les corresponde como empleadores y eviten afectar a miles de usuarios”.

Somos Télam

Compartir