21/05/2024

El Gobierno de trabaja en la hipótesis de que la firma del pacto de mayo se hará en el centro de convenciones Juan Bautista Bustos, en las afueras de la ciudad de Córdoba, a pocos metros del recoleto Chateau Carreras y a pocos minutos de las dos pistas de aviones habilitadas, tanto para la flota presidencial como para los vuelos de los gobernadores invitados.

El centro de convenciones Bustos tiene casi 19 mil metros cuadrados cubiertos, con una capacidad para 4.900 personas sentadas, y tecnología para streaming; con rápidos accesos por la avenida de Circunvalación, ruta directa desde la pista de la Fuerza Aérea Argentina y del aeropuerto internacional Taravella, y un amplio estacionamiento.

«Es el único lugar en el que se puede hacer un evento así; el único que reúne la condiciones de seguridad y logística… se tendrá que bancar que se llame Bustos», dice un funcionario del Gobierno provincial que se anticipa a una eventual impugnación porque el complejo lleva el nombre del caudillo federal, primer gobernador de Córdoba y uno de los jefes del Partido Federal, de base económica proteccionista y sustento político en los jefes territoriales del interior.

Durante su gestión, Juan Schiaretti realizó una política de reivindicación al caudillo federal, y la enmarcó en la pelea con Nación por los subsidios al transporte, a las tarifas y los giros de la Anses a la Caja de Jubilaciones; todas situaciones que actualmente acorralan las finanzas de Llaryora y de Daniel Passerini, el intendente de la ciudad de Córdoba. Ocurre que Milei profundizó el destrato financiero a Córdoba, pese que el gobernador haya apaciguado las críticas públicas porque el jefe de Estado conserva el aval de la opinión pública pese al ajuste.

El sábado, jefes policiales comenzaron a diseñar un eventual operativo de seguridad que contemple la custodia de funcionarios nacionales y la mayoría de los gobernadores; además de eventuales marchas de protesta. La lejanía del centro de convenciones Bustos suma por ese lado: es complicado para las organizaciones desplazarse hacia allí y deberían sortear los retenes policiales.

El ministro de Seguridad cordobés, Juan Pablo Quinteros, viene coordinando acciones con Patricia Bullrich, por lo que, desde ese punto de análisis, en la Policía cordobesa no esperan objeciones al lugar escogido.

Fidel con Schiaretti, De la Sota y Lula en 2006

El problema es el peso de la historia: es el mismo predio que se usó en la histórica «cumbre de los pueblos» que reunió en Córdoba a Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales, en 2006; las modificaciones en infraestructura y tecnología y las nuevas vías de acceso lo hacen, entienden en el Gobierno de Llaryora, «un lugar innegociable desde el punto de vista de la seguridad y la logística».

En esa oportunidad, en el apogeo del kirchnerismo, se reunieron en el actual centro de convenciones Bustos los presidentes Kirchenr, Lula da Silva, Tabaré Vázquez y Chávez, como jefes del Mercosur; y se sumaron Evo Morales, Fidel y Michelle Bachelet, entre otros presidentes latinoamericanos.

Compartir