21/05/2024

Se desató una fuerte disputa entre el PRO y el radicalismo por el reparto de un fondo que el gobierno de Axel Kicillof destina a los 135 municipios.

Desde aquel entonces, intendentes amarillos filtraron la bronca con los radicales, a quienes acusaron de haber intercedido a último momento en el cambio de la fórmula para distribuir el Fondo de Fortalecimiento Municipal que se acordó con el oficialismo durante las negociaciones para sacar la Ley Fiscal, en diciembre último.

Se trata de un fondo por 116 mil millones a distribuir entre todas las comunas bonaerenses y que tiene previsto una actualización por inflación. A diferencia del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que se venía entregando años anteriores, éste es de libre disponibilidad.

Pero otra distinción fue la mecánica de reparto, ya que no se tomó la fórmula tradicional, integrada en un 50% por el Código Único de Distribución (CUD) y otro 50% de acuerdo a los ingresos corrientes, sino que se hizo un 100% en base al CUD.

Para el PRO, esa fórmula no es equitativa, ya que, en el CUD, incide fuerte la producción en salud de cada comuna y los municipios que son el único efector de salud de sus distritos tienen mayor gravitación en el reparto. Eso, se registra mayormente en el interior bonaerense, donde el radicalismo tiene sus intendencias.

 El bloque PRO en Diputados presentó el proyecto para modificar la fórmula de reparto y este miércoles Forchieri pidió por su abordaje en labor legislativa. Ante eso, la iniciativa fue girada para su tratamiento en la comisión de presupuesto 

Con la primera cuota de ese fondo ya girada, en el PRO buscan que las restantes tres cuotas lleguen con cambio de fórmula. Ese fue el tema central del zoom que intendentes amarillos mantuvieron este miércoles, previo a la sesión, con los jefes de las bancadas PRO en Diputados y en el Senado, Agustín Forchieri y Alejandro Rabinovich.

Días atrás, el bloque PRO en Diputados presentó el proyecto para modificar la fórmula de reparto y este miércoles Forchieri pidió por su abordaje en labor legislativa. Ante eso, la iniciativa fue girada para su tratamiento en la comisión de presupuesto.

Voces de la bancada amarilla consultadas por LPO confían en la posibilidad de avance de la iniciativa al advertir posibles consensos de intendentes peronistas del conurbano que también se verían afectados por ese cambio en el cálculo de reparto.

El bloque PRO que comanda Agustín Forchieri presentó un proyecto para cambiar la fórmula de reparto del Fondo de Fortalecimiento Municipal. Tensión con los radicales (Foto: AGLP).

«Es una fórmula más justa y más equitativa. Además es la que se venía utilizando», deslizaron en el PRO. «Lo que proponemos discutir es llegar a un equilibrio para que esto beneficie a todos los municipios y los recursos lleguen a donde tienen que llegar», agregaron.

En ese sentido, aseguraron que en los próximos días irán «a fondo» para que camine en la Legislatura ese proyecto promovido por intendentes como Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Ramón Lanús (San Isidro) y Soledad Martínez (Vicente López).

El radicalismo, en tanto, puso el grito en el cielo por la decisión del PRO de ir a la carga por esta modificación y la discusión reaviva las tensiones entre los exsocios de Juntos.

Legisladores de la UCR adelantaron la negativa a negociar cambios, mientras que, desde el Foro de Intendentes radicales, consideraron que la fórmula de cálculo vigente «es la más lógica» frente a los tiempos de crisis que se viven.

 Es obvio que los municipios que se hacen cargo de toda la salud, van a tener mayor incidencia. Somos los que estamos pagando mayores costos 

«Si es por la incidencia de los efectores de salud, con la crisis que atraviesa el sistema de salud, habría que intentar ser un poquito solidario, cuando siempre se distribuyó de otra manera», dijo a LPO un intendente radical, que clausuró el debate: «Eso se envió a la Legislatura y se votó en diciembre», dijo.

Y argumentó: «Siempre fue mitad CUD y mitad ingresos porque era para obras de capital. Este fondo se votó de libre disponibilidad, con ajuste por inflación».

En ese sentido, señalaron que, a diferencia del FIM, el fondo en cuestión está pensado para pasar un año de profunda crisis, para bancar paritarias y gastos operativos. «Es obvio que los municipios que se hacen cargo de toda la salud, van a tener mayor incidencia. Somos los que estamos pagando mayores costos», dijo otro intendente UCR consultado.

Desde esa perspectiva, ejemplifican que municipios de la fisonomía de los radicales, tienen 500 empleados en la Municipalidad y 300 en el hospital. «Sólo en Salud tenés más de medio municipio», expusieron, al tiempo que adelantaron que, si el PRO busca avanzar en el tema, habrá conflicto: «Si hay que defenderlo, lo vamos a defender».

En el radicalismo no se hacen cargo de la autoría del cálculo de reparto que le endilgan en algunos rincones del PRO. Pero también señalaron que, durante el último día de discusión de ese fondo, previo a la sesión de diciembre, no había intendentes amarillos en la mesa de negociación. «Lo que pasa es que había que estar de lleno en la negociación», endilgaron.

24-25D1044012024-04-0812-20-30 by LPO

Compartir