16/06/2024

Visitas: 0

El arquero argentino Emiliano Martínez se agrandó ante el hostil recibimiento que sufrió en el Estadio Pierre-Mauroy y Aston Villa accedió a la semifinal de la Conference League después de 42 años. Atajó dos penales, justamente a franceses (Nabil Bentaleb y Benjamin André) para eliminar a Lille en una infartante definición. Todas las miradas estuvieron puestas en el Dibu, que se vistió otra vez de héroe en lo que fue su primera vez en Francia tras la consagración en el Mundial de Qatar 2022.

“El enemigo público número 1. Puede esperar una recepción hostil por parte del Stade Pierre-Mauroy. Los franceses tendrán una oportunidad real de expresar algo de su enojo anterior. Su actuación por sí sola lo hubiera convertido en una figura despreciada en Francia, pero fue su reacción durante las celebraciones lo que cimentó su reputación vilipendiada y rápidamente le valió el apodo de ‘el argentino más odiado de Francia’”, había publicado el medio Get Frenchh Football News en la previa del partido. Una situación que finalmente ocurrió con insultos y silbidos cada vez que el ex-Independiente tocó la pelota.

Tras el 2-1 de la ida en Inglaterra, la serie entre Lille y Aston Villa quedó igualada (3-3) con los goles de Yusuf Yazici y Benjamin André que dejaron sin opciones a un Dibu Martínez que recibió su primera tarjeta amarilla a los 38 minutos, y el descuento agónico de Matthew Cash, producto de un error de Lucas Chevalier.

Ya en los penales, Dibu Martínez se lució con otro de sus típicos shows que provocaron su segunda tarjeta amarilla. Su cara de preocupación lo decía todo, pero su sangre le volvió al cuerpo gracias al nuevo reglamento que borra las amonestaciones en los 90 minutos reglamentarios. En la próxima ronda, Aston Villa jugará frente al vencedor de Fenerbahce-Olympiacos (3-2 para los griegos en la ida).

El arquero argentino se mandó un atajadón con la cara ante el cabezazo de André que lo dejó KO, justo cuando el marcador todavía estaba 0-0. Y ya sobre el final del tiempo reglamentario, el ex-Arsenal contuvo un peligroso cabezazo de Bafode Diakite, tras un córner desde la izquierda, que pudo haber significado el 3-1 definitivo en Francia.

Fuente: TyCSports

Compartir