19/05/2024

Visitas: 0

Las últimas semanas los medios periodísticos se vieron desbordados por reclamos y denuncias de automovilistas por la llegada de multas a sus domicilios como consecuencia de “tomas fotográficas” realizadas por cámaras en rutas y los vehículos parados en la banquina con un operador que “saca fotografías y establece las velocidades”, como accesos a distintas localidades. Todas estas dudosas situaciones sobre la legalidad y habilitaciones nacionales de las fotomultas instaladas, se habían generalizado en distintos puntos del país, se debatirá, ahora, en la Cámara de Diputados del Chaco, tras la presentación del proyecto de ley, autoría de los diputados oficialistas Carim Peche y Ernesto Blasco.

El proyecto propone suspender este sistema en Chaco, se deje sin efecto el cobro de las “supuestas infracciones” y exige “auditar” los radares instalados, ya que se habrían presentado “fotos muy poco identificatorias”, falta de claridad e información para el conductor, como otras irregularidades de las famosas “cámaras”.

ARTICULO 1º: Suspéndase el sistema de foto multas. Déjese sin efecto el cobro de las
infracciones de tránsito originadas en la provincia y desístase de toda acción judicial
iniciada con motivo del sistema mencionado.
ARTICULO 2°: Procédase, a través de los organismos competentes, a auditar el sistema
de radares implementados en la provincia a los efectos de detectar irregularidades con el
objeto de brindar un marco de transparencia y legalidad.

Los diputados expresan en sus fundamentos que:

Según la Ley Nacional de Tránsito “…Los radares con los que se realiza la foto multa deben
estar homologados y calibrados…” Esto quiere decir que los equipos que se utilizan para
medir la velocidad y detectar excesos deben pasar un examen anual del Instituto Nacional
de Tecnología Industrial (INTI).

Los legisladores Peche y Blasco, ilustran que la foto multa, obligatoriamente, deberá señalar:

A modo informativo, y para entender si es realmente válida una foto multa en el
documento que se reciba en el domicilio debería figurar:
• Fecha en que fue cometida la infracción: hora, día, mes y año.
• Lugar en que se registró la falta.
• Imagen del vehículo cometiendo la infracción. En este caso debe verse con
claridad la chapa patente.
• Velocidad máxima permitida en el lugar.
• Velocidad a la que circulaba el vehículo.
• Matrícula habilitante del operador del radar, otorgada por ANSV.
• Datos de contacto del Juzgado de Faltas o Tribunal Administrativo competente.
• Datos del equipo utilizado, es decir, marca, modelo o código de aprobación y
número de serie y fecha de la última calibración.

Compartir