16/06/2024

Sandra Pettovello echó a Pablo de la Torre de la secretaría de Niñez, el ex ministerio de Desarrollo Social, para tapar el escándalo de sobresueldos a funcionarios de Capital Humano a través de un organismo internacional.

El ministerio emitió un comunicado para culpar a De la Torrer por el estoqueo de 5 millones de toneladas de alimentos que no se repartieron a comedores, lo que derivó en una escalada total del conflicto con la Iglesia Católica y el Papa Francisco, que activó al juez federal Sebastián Casanello

La existencia de toneladas de alimentos sin distribuir fue denunciada por una investigación periodística de El Destape, que a través de un pedido de información pública logró que el Ministerio admitiera el acopio, mientras se dispara la pobreza y los comedores populares no dan a basto.

 Pero el propio Gobierno había minimizado esa denuncia, iniciada en la Justicia por Juan Grabois: El contador de la Uade y vocero presidencial Manuel Adorni dijo que la mayoría de las toneladas eran de «yerba» (ver video) y el Gobierno apeló la orden de la justicia de repartir los alimentos de inmediato.

La mano del Papa Francisco detrás de la ofensiva de Casanello contra Pettovello

Lo que esconde la salida de De la Torre es un hecho que preocupa a todo el Ejecutivo, que es un convenio multimillonario para pagar sobresueldos, utilizando un convenio con un organismo internacional.

En medio de la maraña que armó el nuevo gobierno para pagar los salarios de los empleados de los ministerios, Pettovello adoptó un método de contratación cuanto menos opaco, través de un convenio con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Lo que esconde la salida de De la Torre es un hecho que preocupa a todo el Ejecutivo, que es un convenio multimillonario para pagar sobresueldos, utilizando un convenio con un organismo internacional.

A través de ese organismo internacional el ministerio le paga a funcionarios por fuera de la órbita del Estado y se queda con un 6% del total, como anticipó La Nación. Es decir que el ministerio terceriza el pago de los sueldos de sus propios empleados.

Además, Pettovello le cedió a la OEI la licitación y compra de alimentos para comedores y merenderos con fondos públicos, como reveló Página 12.

La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

«El Ministerio de Capital Humano, a cargo de Sandra Pettovello, informa que a raíz de una información recibida sobre el estado y fechas de vencimiento de determinados productos adquiridos por el gobierno anterior (los cuales se encuentran en los galpones de Villa Martelli y de Tafi Viejo en la provincia de Tucumán del ex Ministerio de Desarrollo Social), ha llevado a cabo una auditoría y ha decidido limitar las competencias de los funcionarios y empleados responsables que, por mal desempeño de sus tareas, no han realizado un control permanente de stock y de vencimiento de mercadería», dice el comunicado de Capital Humano, aceptando lo que hasta horan antes negaba con fiereza. 

«Se realizarán las investigaciones administrativas correspondientes, asimismo, se pone en marcha un protocolo para la entrega inmediata de los alimentos de próximo vencimiento por medio del Ejército Argentino para garantizar una logística rápida y eficiente», dice el comunicado.

Los hermanos De la Torre pertenecen al Opus Dei, una organización de extrema derecha de la Iglesia Católica, enemigos declarados del jesuita Papa Francisco.

Como anticipó LPO, en la justicia federal ven la mano del Papa Francisco detrás del fallo de Sebastián Casanello que obligó a Pettovello a distribuir los alimentos.

En Comodoro Py dicen que Casanello tejió una muy buena relación con Bergoglio y está completamente alineado por el Vaticano, al punto que ya es considerado el «juez del Papa». En los tribunales recuerdan que Claudio Bonadio tuvo una relación muy cercana con la Iglesia, lo mismo que otros magistrados que suelen peregrinar a eventos en Roma. El Papa es jesuita y no bancaba a De la Torre, que pertenece al Opus Dei.

La caída de De la Torre le quita a La Libertad Avanza uno de los pocos armadores con experiencia que tenían en el Conurbano, su hermano el ex intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre.

Compartir