22/07/2024

Ante el fallo judicial que inhabilitó la reforma laboral que proponía el DNU anunciado por Javier Milei en diciembre del 2023, y en medio de advertencias de las cámaras empresariales de elevarlo a la Corte Suprema de Justicia, distintos bloques legislativosavanzaron con iniciativas que proponen transformaciones similares. Luego del proyecto de diputados del PRO, ahora la bancada de la UCR en el Senado presentó su propuesta.

Si bien los parlamentarios de La Libertad Avanza expresaron su intención de elevar su propio proyecto, otros dos partidos se le anticiparon. En el caso del bloque de la UCR en el Senado, compuesto por 14 integrantes de los 72 que hay en la Cámara Alta, sus iniciativas quedaron expresadas en un comunicado en donde sostienen que la actual legislación laboral es lo “que más condiciona la actualidad del empleo”. “El sistema vigente fracasó. Hoy casi la mitad de los puestos de empleo se ciñen a la informalidad“, agregan.

Además, consideran que “el sector privado, principalmente las PyMes, contratan menos de lo que podrían a causa de un sistema desequilibrado, donde un juicio laboral podría obligarlos a cerrar sus empresas para siempre“. Luego señalaron que “menos empresas es igual a menos trabajo. Con este proyecto, buscamos corregir esas distorsiones y armonizar las necesidades de ambas partes”.

“Esta iniciativa se suma a otras de similar tenor elevadas desde nuestro bloque y expresan el compromiso que asumimos de trabajar en la modernización de la legislación laboral, para hacerla sustentable, potenciar al sector privado y cambiar así un aspecto de la realidad que no dio ni da respuestas a millones de argentinos”, concluye el texto de la propuesta.

Propuesta de reforma laboral de senadores UCR

De forma previa a detallar los puntos que alcanzan su proyecto de reforma laboral, el bloque de senadores de la UCR expresó que “nuestro país necesita cambios profundos para dejar atrás la decadencia y el estancamiento que margina a gran parte de la sociedad desde hace décadas. En ese sentido, es que presentamos una propuesta de reforma laboral, que busca proteger a los trabajadores, al mismo tiempo que procura brindar herramientas a quienes emprenden para que puedan invertir y contratar más”.

En ese sentido, su iniciativa alcanzaría los siguientes aspectos:

  • Reemplazar sistema de indemnizaciones por despido para uno en donde el empleador pague un seguro mensual del 12% durante el primer año y luego del 8%. El fondo sería administrado por ANSES.
  • Reducir multas para empleadores, pero profundizar tareas de fiscalización de la AFIP para exigir la obligatoriedad del pago de los aportes de seguridad social.
  • Extender a seis meses el período de prueba de los empleados para equiparar la legislación argentina con la brasileña y “ganar competitividad en esa materia”.
Los tres proyectos de reforma laboral que presentó el PRO

El primer proyecto propone una ampliación del período de prueba de tres a ocho meses. Además, contempla la posibilidad de que, en caso de que se extienda la relación laboral, el empleador tendrá una reducción de cargas sociales vinculadas al componente de seguridad social.

En cuanto a la segunda iniciativa, aseguran que tiene por objetivo “simplificar la registración laboral estableciendo un proceso electrónico simple y rápido para su realización”. Al mismo tiempo, elimina las multas en caso de que el trabajador no se encuentre registrado y, en paralelo, habilita un mecanismo de denuncia electrónica ante casos de no registración.

El objetivo final del proyecto reducir la informalidad laboral que golpea al sector trabajador en la Argentina, de la mano de una reducción del costo laboral para los empleadores.

Por último, desde el PRO aseguran que la tercera iniciativa “solicita establecer que el ejercicio del derecho de huelga no puede afectar el normal desarrollo de las actividades de una sociedad”. Es así que, al igual que el DNU de Javier Milei, busca limitar el derecho al paro -amparado actualmente por la Constitución-, ampliando el núcleo de sectores a considerar como “esenciales”, que incluiría a seguridad, transporte, salud y educación, entre otros.

“En lo que respecta a la prestación de servicios mínimos, en el caso de los servicios esenciales, en ningún caso se podrá negociar o permitir que las acciones o pasividades desarrolladas por los gremios y/o sindicatos afecten la prestación normal del servicio de que se tratare; garantizando una cobertura no menor al noventa por ciento (90%) de aquella”, señala el proyecto.

Asimismo, busca ampliar los rubros determinados como “servicios básicos” que deberían garantizar un 75% de guardias mínimas.

El diputado Ritondo consideró que es “urgente” un cambio en la legislación laboral “si queremos que dar empleo en Argentina no sea una condena para nuestras Pymes y empresas, sino la manera que estas tienen para generar más riqueza y desarrollo para nuestra Nación”.

Al mismo tiempo, recordó que el empleo formal registrado no crece desde el año 2011, a pesar de la caída en las tasas de desempleo registradas en los últimos años. “Las medidas adoptadas hasta el momento no han podido revertir el problema de la informalidad”, explicó.

Fuente: Ámbito

Compartir